Se reabren las esperanzas para los afectados por la estafa de Bankia