Defiéndase de un secuestro virtual: Desconfiar, comprobar, y llamar a la policía