Entre los fallecidos del atentado de Niza hay al menos una decena de niños