'En el punto de mira' sigue el rastro de las falsificaciones que no son incautadas