Marina le contó a una amiga que Morate iba a contratar a un amigo para que la matara