El cementario de neumáticos fue denunciado por la Guardia Civil en 2001