Los vecinos de Barcelona, aterrorizados por el 'Freddy Krueger' del Raval