Algete, atemorizado por 'El diablo'