Los vuelos a Milán han aumentado entre un 50 y un 60% su precio