Los niños tienen la solución: "Que gobierne un partido cada vez"