Los partidos piden votos fuera de España