Miembro de la 'manada', entre lágrimas: "No soy un violador. Los odio"