Agredido por los Benavad: “Enchufaban un cable a la corriente y me daban calambrazos”