Los ultras más violentos del Legia, sueltos por Madrid