Laura vive a 0°C, sin luz ni agua caliente, y con un niño de 9 años a su cargo