El ayuntamiento de Madrid inmovilizó el polémico autobús contra la transexualidad