¿Deben subir las pensiones en la misma proporción que los precios?