José Luis: “Hay que buscar un hueco para llorar, pero te remangas y continúas"