Trabajadora en un taller clandestino: "150 euros o 200 a la semana, más no sacas"