Albert Rivera, sobre una posible mediación eclesiástica: “Que la Iglesia se dedique a sus feligreses, no a la política”