Ana Rosa y Tárrega, como niñas