Ana Rosa defiende su trabajo