Ana, voluntaria de emergencias en Londres: “Era una gran impotencia: quería sacar a gente del edificio pero no se podía”