Antonio Garamendi, vicepresidente de la CEOE: "A ningún empresario le hace ilusión cambiar su sede"