El Barça, salpicado por la polémica de la independencia de Cataluña