Beatriz Trapote niega la crisis