Bretón colabora con la policía