Carmen Lamela, la jueza más temida por el independentismo