Casado y Cospedal podrían negociar una alianza para derrotar a Santamaría