Casimiro Villegas, expolicía de Sevilla, se enfrenta a 20 años de cárcel por defender a su familia