Entramos en la habitación (sin limpiar) del hotel clandestino donde Chabelita y Omar han sellado su reconciliación