Conductores de Uber y Cabify sufren alrededor de 50 ataques en unas horas