La mujer de Magentí, en contra de lo que contó a los mossos, da coartada a su marido