Unas tijeras, la clave de la detención de la acusada de simular un asalto y matar al pequeño Dominique en Elda