El Duque de Huescar se defiente