El escrache a un grupo de Guardias Civiles alojados en un camping de La Escala