España, paraíso de ultramillonarios: aumenta la inversión en inmuebles de lujo