España, el país preferido por los árabes ricos para ir de compras e invertir