Estudiante española en Manchester: “La policía decía que había estallado un altavoz”