Feliciano proclama su felicidad a los cuatro vientos: “No puedo tener más suerte”