Fonsi Nieto, ¡muerto por un minuto!