Fronteras y aeropuertos vigilados: Puigdemont tiene difícil volver sin ser detenido