Así es desde dentro la Full Moon Party, la fiesta más salvaje del planeta