Gabriel Rufián: “No queríamos un notario, sino un mediador”