Isabel Preysler, sus verdaderos 60 años