Iván cree que su expulsión fue injusta