Jaume, de Resistencia catalana: "El único lenguaje con el que podemos hablar con esta gente es el del humor"