Jordi Turull, el plan C del independentismo catalán, podría convertirse en el nuevo presidente de la Generalitat