José Miguel Gaona explica las diferencias entre un pirómano y un incendiario