Juanjo, preocupado por el futuro